Dossier seleccionado en la tercer convocatoria de Círculo A

Calificación

Y SI NUNCA FUIMOS PARTE DE ESTE LUGAR, este proyecto busca desde lo visual, una aproximación a prácticas de políticas migratorias, a partir del uso de estudios de ciencias biológicas, la sociobiología, la raciología y la antropología forense. Existen una serie de semejanzas y analogías entre los sistemas de análisis utilizados en la ornitología y los sistemas y mecanismos de control migratorio utilizados por el gobierno.

En diciembre del año 2005, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprueba La Ley de Migración, esta generó controversia y debate, siendo esta permeada por una visión de la migración como un problema de seguridad nacional y por una lógica hacia una migración selectiva. El conocer el número exacto de migrantes nicaragüenses y colombianos se convierte en una especie de obsesión política y académica, por lo que se efectúan varios censos nacionales, y se crean nuevos y sofisticados mecanismos de control fronterizo.

De esta manera el proyecto es un falso estudio ornitológico, en el cual se registran elementos corpóreos de aves migratorias y aves con registro “accidental” dentro del territorio costarricense. El monitoreo, las listas taxonómicas, los distintos dialectos de los cantos de las aves, y la recolección de individuos, son algunas formas utilizadas por los ornitólogos para categorizar y sistematizar a las especies; prácticas similares a las que utilizan los Estados para controlar y llevar registro de su población, residente y extranjera.

Y SI NUNCA FUIMOS PARTE DE ESTE LUGAR, consiste en una serie de fotografías de aves disecadas, en colecciones de museos, estas son aves registradas con estatus migrante y accidental en el territorio costarricense. Las aves aparecen rigurosamente encuadradas, sobre un fondo blanco y en sus patas a menudo se puede ver y leer la etiqueta identificativa y su causa de muerte, de manera que las imágenes son un archivo fotográfico – científico – forense. En la etiqueta identificativa se escriben datos sobre personas inmigrantes, en su mayoría nicaragüenses, que han muerto a causa de incidentes violentos. Se relaciona estos hechos, con lo propuesto por los diputados, en los debates sobre la Ley de migración en la Asamblea Legislativa, en donde se plantea la migración como un problema de seguridad nacional, y se ve al inmigrante como el causante del aumento de la violencia en el país.